¿”Sociedad Civil” o SUCIEDAD CIVIL?

Image

Si pretenden incluirme en sus colectivos o usurpar representación en mi nombre, expresaré mi opinión al respecto.

Por José Daniel Rodríguez

Hace ya varios años que los guatemaltecos hemos venido escuchando el concepto “sociedad civil”, principalmente en temas sobre la aplicación de Justicia, la institucionalidad del Estado y como presión política.

El objetivo de este artículo no es realizar un análisis académico del concepto, sino describir cómo operan realmente estos grupúsculos en nuestro país, su organización, financiamiento, vínculos y ejemplificar casos concretos.

Una de las definiciones más claras de “sociedad civil” es la que planteó  Enrique Brito Velázquez en el Foro de Apoyo Mutuo llevado a cabo en México en 2,005: “conjunto de ciudadanos organizados como tales para actuar en el campo de lo público en busca del bien común, sin ánimo de lucro personal ni buscar el poder político o la adhesión a un partido determinado”[1]

Esta definición parece loable e incluso necesaria en la sociedad, pero la aplicación en la realidad es muy distinta de lo que plantea.

Como muchos otros conceptos, “sociedad civil” ha sido adoptado por ONG’s que no representan más que a minúsculos grupos de personas que al no lograr respaldo electoral –representación legítima-, se la adjudican y se autonombran de esta manera para ejercer presión, obtener privilegios o proteger sus muy particulares intereses.

¿Quiénes componen estas agrupaciones?

Son personas que sólo pueden concebir su existencia mediante colectivos abstractos, agrupaciones incapaces de desarrollar actividades productivas que generen valor, que no aportan ni siquiera ingresos fiscales al Estado –pero sí demandan servicios y obtienen beneficios económicos de este-, “sucursales” en muchos casos de otras organizaciones similares a nivel mundial para promover agendas ideológicas principalmente marxistas, imponer criterios, confrontar a los ciudadanos o actuar legalmente contra el Estado en demandas internacionales.

En estos colectivos se incluyen regularmente ecologistas, indigenistas y feministas radicales, miembros del lobby gay, activistas que lucran de la falsa defensa de los Derechos Humanos, “ex” terroristas transformados en “víctimas” y un largo etcétera que seguramente ustedes conocen bien.

¿Cómo se organizan?

Como buenos socialistas/colectivistas, al interior de estos grupos establecen férreas dictaduras e inclusive cuasi monarquías absolutistas que gobiernan sin tolerar el disenso, la alternabilidad en el poder no existe, una sola persona ejerce la representación de todos los integrantes.

Ejemplos hay muchos, veamos cuántos años tiene Nery Rodenas en la ODHAG, Rosalina Tuyuc en CONAVIGUA, Juan Francisco Soto en CALDH, Daniel Pascual en el CUC o Carmen Aída Ibarra en “Movimiento Projusticia” ¡decádas!. Se erigen como dictadorzuelos al mejor estilo de Stalin o los hermanos Castro. El caso monárquico más evidente al que me refería es el del GAM, donde Mario Polanco “heredó” el poder de su actual conviviente Nineth Montenegro fundadora y directora por casi 20 años, el cual muy probablemente se transfiera luego a la misma familia para no ceder ni un ápice del control y manejo de recursos.

En la práctica el nombre “sociedad civil” se acuñó para separarlos de la política, Gobierno y en clara oposición al Ejército. Dicen velar por los intereses de los ciudadanos como fachada, pero en Guatemala representan no más de un 3% de la población y protegen únicamente intereses sectarios espurios, contrarios a los de los ciudadanos honestos que trabajamos y tributamos para que ellos tengan ingresos con qué pagar su vida cómoda capitalista, buenos colegios para sus hijos, casas en zonas exclusivas, viajes y propaganda. Abogan por la “redistribución de la riqueza” y la “solidaridad” –forzada, tergiversando nuevamente otro concepto-, pero por supuesto disponiendo del dinero de los demás, nunca el de ellos.

¿Cómo obtienen financiamiento para sus operaciones?

Los ingresos provienen de gobiernos y otras ONG extranjeras en gran medida, pero también de demandas contra nuestro país en sus propias “Cortes de Justicia” como la CIDH, en donde las audiencias se desarrollan sin que el Estado pueda defenderse plenamente. Estos tribunales internacionales son los que determinan cuánto, cómo y cuándo debemos pagarles los ciudadanos guatemaltecos con los impuestos producto de nuestro trabajo. No recuerdo una sola demanda que hayan perdido en esos litigios, Guatemala ha sido condenada casi en todos los casos por más falsas y ridículas que sean las acusaciones.

Actualmente vemos cómo interfieren en procesos como las Comisiones de Postulación para seleccionar funcionarios, pero también en oposición muchas veces sin sentido a proyectos de desarrollo, infraestructura, que han generado graves actos de terrorismo, secuestros, asesinatos, ataques a instalaciones militares o robo de explosivos, sin que ninguna de estas agrupaciones se pronuncie al respecto sino todo lo contrario, protegen a personas sindicadas de delitos, los vuelven “mártires”, “presos políticos”,  denuncian “criminalización”, “represión” y cualquier otra excusa que genere impacto internacional y el consiguiente flujo de fondos que necesitan para sobrevivir.

Una sociedad no es más que INDIVIDUOS QUE COLABORAN VOLUNTARIA Y PACÍFICAMENTE PARA OBTENER BENEFICIOS. No es el pensamiento colectivista y el sentimiento de masa el que debe promoverse, sino el pleno respeto de los derechos individuales Vida, Libertad y Propiedad. Todo esto en un marco de estricto respeto al Estado de Derecho, sin privilegios de ningún tipo para ningún sector.

¿Y usted se siente representado por alguna de estas organizaciones?

¿Cómo los llamaría, “sociedad civil” o SUCIEDAD CIVIL?

(Fotografía de Prensa Libre; ejemplo demanda ante la CIDH contra Guatemala)

[1] José Carlos Cano Zárate y Razhy González, del Foro de Apoyo Mutuo, México, 2005.

Columna publicada el 24/10/14 en República GT

http://www.republicagt.com/opinion/Sociedad-civil-o-Suciedad-civil_2e6d2d/

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s