CICIG: El fin NO justifica los medios ilegales que utiliza para hacer show

mandato cicig a

LA CICIG NO PUEDE HACER MÁS DE LO QUE SE LE AUTORIZÓ, EL RESTO ES UN ABUSO DE PODER Y ES ILEGAL

Por José Daniel Rodríguez

Es lamentable que algunos guatemaltecos sean tan fáciles de manipular y engañar. LA DEFRAUDACIÓN FISCAL, EL CONTRABANDO, LA CORRUPCIÓN Y EL FINANCIAMIENTO DE PARTIDOS POLÍTICOS NO SON PARTE DEL MANDATO DE LA Comisión Intrusa Contra la Institucionalidad de Guatemala (CICIG). Este experimento es paradigma del abuso de poder, impunidad, prácticas ilegales, violación de nuestra Constitución y de tratados internacionales.

Durante el gobierno DE FACTO de Sandra Torres, este organismo paralelo extrajudicial no sólo encubrió las estructuras criminales que supuestamente venía a desarticular, sino que les garantizó impunidad total. Rodrigo Rosenberg, los Musa y Hugo Arce fueron víctimas de asesinos que actuaron desde el mismo Gobierno. Esto sí es parte del mandato y no hizo absolutamente nada.

Las capturas de hoy NO SIGNIFICAN CONDENAS, sino propaganda vil y tramposa para que Iván Velázquez, vinculado a la narcoguerrilla terrorista de las FARC, no pierda el privilegio de impunidad del que goza -lo buscan en su país por una serie de graves delitos-, ni tampoco los Q250,000 mensuales que recibe. ¿Qué pasa si un juez con dignidad y honesto cierra este proceso porque la CICIG actuó ilegalmente transgrediendo el mandato? Inmediatamente lo señalan como “juez de la impunidad”, lo defenestran públicamente y le arruinan la carrera. El Dr. Reyes Sagastume es ejemplo de esto, el show mediático en ese caso fue muy similar a este, y así los parásitos de la SUCIEDAD CIVIL impusieron a Claudia Paz y Paz ¿Recuerdan?.

No nos dejemos engañar, el mandato de CICIG es claro y específico. Como fracasó rotundamente en sus objetivos, está recurriendo a estrategias desesperadas ante la Prensa servil, para generar impacto mediático, aunque después los casos sean sobreseídos por investigación deficiente o simplemente por RECURRIR A TESTIGOS FALSOS, como en el caso de los hermanos Valdés Paiz.

En esta publicación de la misma página de CICIG reconoce que NO puede hacer más de lo autorizado por el Congreso de Guatemala, ni tampoco interferir con otras instituciones del Estado:

“¿Por qué la CICIG tiene a su cargo solo algunos casos y no la totalidad?

Porque el mandato de la CICIG no está dirigido a enfrentar la totalidad de los delitos que se cometen en Guatemala, sino a apoyar al Estado guatemalteco para enfrentar el fenómeno de los aparatos clandestinos y cuerpos ilegales de seguridad, los que por medio de delitos afectan los derechos de los guatemaltecos y que tienen capacidad para procurarse de impunidad. Asimismo, la CICIG de ninguna manera puede sustituir la función de los entes encargados del Estado, principalmente del Ministerio Público, que está constitucional y legalmente encargado de ejercer la persecución penal pública. Se debe considerar que, además de tener un mandato limitado a los aparatos clandestinos y cuerpos ilegales de seguridad, la CICIG es una institución temporal que cuenta con recursos restringidos para cumplir su mandato.”

¿Entonces? ¿Cómo es posible que descaradamente viole los acuerdos entre la ONU y nuestro país, sin que nadie le diga nada?

No quiero decir que debamos avalar la corrupción, ni la defraudación fiscal, sino simplemente que tengamos dignidad, que defendamos la institucionalidad de Guatemala y nuestra soberanía. La Contraloría General de Cuentas, la Intendencia de Verificación Especial, el Ministerio Público y la misma Superintendencia de Administración Tributaria son las que deben de investigar estos casos, no el organismo paralelo extrajudicial fracasado que hoy pretende perpetuarse con un gran show.

Les dejo una pregunta para reflexión: ¿POR QUÉ NUNCA MENCIONÓ LA CICIG LOS ACTOS DE CORRUPCIÓN EN EL GOBIERNO DE SANDRA TORRES?

(Mandato y texto obtenidos en la página de CICIG)

Advertisements