La Corte Suprema de Justicia ha decidido, por mayoría, dar con lugar el antejuicio contra Pérez y Baldetti

Fuentes internas en el Organismo Judicial informan que el Magistrado Vladimir Aguilar está protegiendo a los mandatarios.

vladimir aguilar

Por José Daniel Rodríguez

Ha trascendido que en la Corte Suprema de Justicia hay una ajustada mayoría de magistrados, incluyendo al señor presidente Baquiax que están completamente dispuestos y de acuerdo en trasladar el expediente de antejuicio contra el presidente y vicepresidente de la República por obstrucción de justicia, encubrimiento propio y ayudar al acusado ex Secretario Privado de la Vicepresidencia (roba carros) Juan Carlos Monzón a escapar y evadir la justicia. También se sabe de fuente interna muy bien informada que es el magistrado Vladimir Aguilar, presidente de la Cámara Civil de la CSJ, el que lidera la defensa del gobierno corrupto del PP dentro de la CSJ. Esta en minoría y cabildea, acosa, y hasta presiona indebidamente a sus otros colegas magistrados a votar contra darle tramite al antejuicio y trasladarlo al Congreso, que es quien debe votar con 2/3 de los diputados si retira o no el antejuicio contra la vicepresidente y el presidente, luego que una comisión pesquisidora integrada por 5 diputados por sorteo excluyendo al presidente del Congreso, dictaminen al analizar el caso si procede o no retirar el derecho de antejuicio a los funcionarios encartados. El presidente Baquiax ha dicho también, de forma correcta, que no importa como voten los demás señores y señoras magistradas, él, si no se concede el antejuicio, votará de forma razonada en contra de la eventual mayoría que decida no dar tramite al expediente de antejuicio y elevar el tramite al Congreso de la República. Esta decisión judicial es el parte aguas de la presente CSJ, dependiendo de cómo resuelvan este y los otros 6 antejuicios contra el presidente y vicepresidente, así la opinión publica y el país entero evaluará a la Corte, o la Corte permite que la justicia y la investigación criminal por el caso de multimillonaria defraudación aduanal y la corrupción en el SAT, siga su camino y llegue a donde tiene que llegar que es a los gangsters mercantilistas corruptos que pagaron las mordidas para mantener a la mafia de aduanas prospera y millonaria, y a los políticos corruptos que por décadas la han mantenido en completa comodidad y libertad de acción. Esa es la lucha por la justicia que en las entrañas mismas del Poder Judicial se esta llevando a cabo en la Corte Suprema de Justicia, esta decisión construirá o terminará de quebrar por completo la credibilidad en la justicia guatemalteca.

Señores Magistrados, la responsabilidad de un país entero y la gobernabilidad de toda la República están en sus manos. ¡CUMPLAN CON SU DEBER! ¡LUCHEN! ¡DEMUESTREN QUE NO SON TAPADERA DE CORRUPTOS NI QUE LE HARÁN FAVORES A NADIE, YA ESTÁN NOMBRADOS TIENEN EL PODER JUDICIAL Y DE LA LEY EN SUS MANOS, ÚSENLA EN JUSTICIA PARA EL BIEN DEL PAÍS Y DEL CIUDADANO QUE PAGA SUS SALARIOS.!

(Fotografía de archivo, magistrado CSJ Vladimir Aguilar)

Advertisements

Otto Pérez cedió ante el chantaje de la CICIG

Por José Daniel Rodríguez

¿Sería Juan Carlos Monzón el “as bajo la manga” de la CICIG, para negociar  la prórroga de mandato?

get_img

Los guatemaltecos no sólo fuimos espectadores en un gran show, sino que también protagonistas al caer en el juego de apoyar a un cuerpo paralelo extrajudicial, que mediante el engaño y el chantaje, logró lo que los resultados de su intromisión no lograron nunca, generar cierto apoyo de los guatemaltecos pero   violando la autorización que se le otorgó, por entrometerse en temas fuera de su mandato.

Me parece muy sospechoso que la CICIG no haya capturado a Monzón antes de salir de Guatemala o que no haya pospuesto todo el espectáculo, hasta dos o tres días después de regresar junto con la vicepresidente Baldetti de Korea.

Si se ratifica la prórroga Monzón podría tener un salvoconducto y gozar del dinero malhabido en algún país aliado de la CICIG -Suecia, Holanda o Noruega, por ejemplo-. Pero también hay otro escenario, Juan Carlos Monzón podría ser luego declarado “colaborador eficaz” y testificar en contra de Baldetti si es que acaso Otto Pérez no accedía a ratificar la prórroga del mandato, tan anhelada por los grupos de la izquierda retrógrada y la auto nombrada “sociedad civil”.

Es lamentable que algunos guatemaltecos sean tan fáciles de manipular y engañar. La defraudación fiscal, el contrabando, la corrupción, y el financiamiento de los partidos políticos no son parte del mandato de la que yo llamo “Comisión Intrusa Contra la Institucionalidad de Guatemala (CICIG)”. Este experimento es paradigma del abuso de poder, impunidad, prácticas ilegales, violación de nuestra Constitución y de tratados internacionales.

Veamos este antecedente, durante el gobierno DE FACTO de Sandra Torres, este organismo paralelo extrajudicial no sólo encubrió las estructuras criminales que supuestamente venía a desarticular, sino que les garantizó impunidad total. Rodrigo Rosenberg, los Musa y Hugo Arce fueron víctimas de asesinos que actuaron desde el mismo Gobierno según testimonios e indicios recabados durante las investigaciones. Esto sí es parte del mandato de la CICIG y no hizo absolutamente nada.

Las capturas en el caso SAT NO SIGNIFICAN CONDENAS, sino propaganda vil y tramposa para que Iván Velázquez, vinculado a la narcoguerrilla terrorista de las FARC, no pierda el privilegio de impunidad del que goza -lo buscan en su país por una serie de graves delitos-, ni tampoco los Q250,000 mensuales que recibe. ¿Qué pasa si un juez con dignidad y honesto cierra este proceso porque la CICIG actuó ilegalmente transgrediendo el mandato? Inmediatamente lo señalan como “juez de la impunidad”, lo defenestran públicamente y le arruinan la carrera. El Dr. Reyes Sagastume es ejemplo de esto, el show mediático en ese caso fue muy similar al que vemos actualmente, y así los parásitos de la SUCIEDAD CIVIL impusieron a Claudia Paz y Paz ¿Recuerdan?

No nos dejemos engañar, el mandato de CICIG es claro y específico. Como fracasó rotundamente en sus objetivos, está recurriendo a estrategias desesperadas ante la Prensa servil para generar impacto mediático, aunque después los casos sean sobreseídos por investigación deficiente o simplemente por RECURRIR A TESTIGOS FALSOS, como en el caso de los hermanos Valdés Paiz.

No quiero decir que debamos avalar la corrupción, ni la defraudación fiscal, sino simplemente que tengamos dignidad, que defendamos la institucionalidad de Guatemala y nuestra soberanía. La Contraloría General de Cuentas, la Intendencia de Verificación Especial, el Ministerio Público y la misma Superintendencia de Administración Tributaria son las que deben de investigar estos casos, no el organismo paralelo extrajudicial fracasado que hoy pretende perpetuarse con presentaciones y “verdades interinas”.

Les dejo una pregunta para reflexión: ¿POR QUÉ NUNCA MENCIONÓ LA CICIG LOS ACTOS DE CORRUPCIÓN EN EL GOBIERNO DE SANDRA TORRES?

(Fotografía el Periodico)