Corrupción Criminal

contreras y balsells 2

José Daniel Rodríguez

Sin lugar a dudas la corrupción es el mayor problema social de Guatemala. Esta práctica no permite el desarrollo económico del país, debilita las instituciones, saquea los recursos disponibles para prestar servicios públicos de calidad y menoscaba cualquier esfuerzo para combatir la inseguridad ciudadana, entre varios otros efectos.

Me llama poderosamente la atención, y es lo que me motiva hoy a publicar este artículo, que un nuevo escándalo de corrupción en el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social no acapare amplios espacios en los medios de comunicación, ni tampoco vea a esas organizaciones que se rasgan las vestiduras exigiendo la renuncia del presidente que se pronuncien con igual intensidad ante un caso de presuntas estafa, enriquecimiento ilícito, colusión, tráfico de influencias y que incluso podría llegar hasta homicidio culposo al provocar la muerte de pacientes con enfermedades crónicas, ya que están siendo tratados con medicamentos diluidos, de pésima calidad e incluso falsos. Ahora bien, cuando vemos la forma como se realizan esas compras, sigue todo igual, selección de proveedores a dedo, en eventos fraccionados para evadir las licitaciones, pero lo más alarmante es que se siga favoreciendo a las mismas empresas que están implicadas en procesos penales como el que hoy se desarrolla contra Gustavo Alejos quien, dicho sea de paso, se ha enriquecido durante décadas gracias a los privilegios que se le han conferido durante distintos gobiernos.

Me gustaría compartir mi propio testimonio, ya que mi madre fue paciente del IGSS y cuando le daban medicinas cada 6 meses que tenía cita, lo que hacía era tirarlas y solamente utilizar la fibra que le ayudaba en su digestión. Yo me enojaba mucho porque pensaba que podría agravar su condición médica, pero ella solamente me decía: “no me hacen bien, al contrario, me siento peor cuando las tomo”. Ahora comprendo perfectamente que tenía razón, todos los medicamentos provenían de India y seguramente eran falsos, vencidos o simplemente rebajados en sus componentes.

El Lic. Daniel Rojas Mena presentó recientemente una denuncia penal en contra de la Junta Directiva del IGSS, basado en distintos medios de prueba y testimonios que corroboran un negocio criminal que consiste en la compra de medicamentos falsificados provenientes en gran parte de India, que lejos de contribuir en la mejora de la salud de los afiliados agravan las enfermedades. El proceso de compra en el que se ha llevado a cabo esta adquisición, fue avalado y auditado por la Oficina de Servicios para Proyectos de las Naciones Unidas (UNOPS), entidad internacional que debería elevar los estándares de calidad de productos y proveedores, pero que en la práctica no cambia nada, como tampoco lo hizo la reforma de octubre del 2,016 a la Ley de Compras y Contrataciones del Estado, que en apariencia mejora los controles y pone límites a las compras directas, pero lo que ha demostrado es que permite seguir comprando con la discrecionalidad de los burócratas corruptos de siempre, a los corruptores mercantilistas también de siempre.

Debemos de tener claro que aparte de la evasión fiscal que estas compras podrían representar, se están conformando carteles que nada tienen que envidiarle a los narcos, ya que no se permite que empresarios compitan en calidad y precio en igualdad de condiciones sino, por el contrario, son descartados por no pertenecer a la rosca corrupta privilegiada. Con ello, se está negando el acceso a medicamentos de calidad a la población que tanto lo necesita. Como libertario, considero que hay mucho por hacer, lo primero sería romper el monopolio de la Seguridad Social del IGSS y que compita con servicios privados; pero además, la adquisición de medicinas, insumos y equipo debe ceñirse estrictamente al Libre Mercado, con licitaciones internacionales para ampliar la oferta. ¿Queremos cambiar el sistema?, aquí hay 2 propuestas concretas.

Si en algún caso la CICIG, PDH, Contraloría General de Cuentas y el MP deben demostrar imparcialidad, apego a la Ley y que realmente combaten la corrupción es este; estamos hablando que se pone en peligro la vida de enfermos, de un acto criminal que debe abordarse con todo el peso de la Justicia.

Hoy me uno a la campaña ciudadana #NoMásMedicamentosFalsos ¿Y usted?

(Fotografía de archivo tomada de internet. Carlos Contreras, presidente de la Junta Directiva del IGSS, juramenta al representante de la USAC, Edgar Balsells)

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s